lunes, 28 de mayo de 2012

Actitud y trabajo duro

¿Cómo te sientes? Si realmente te parece que estás intentando mover una enorme piedra, tu problema no es la piedra.
Seguramente es tu actitud y la estrategia que estás desarrollando las que tienes que mejorar o directamente cambiar.
¿Te gustaría sentirte sentir que tienes la capacidad de cambiar las cosas, de que tus sueños son posibles, las metas alcanzables...?
Es muy sencillo: creer en ti mismo, añadir una dosis extra grande de optimismo y un plan de acción serio y realista pero desafiante.
Te garantizo que te sentirás especialmente satisfecho de tus logros, estos generarán los siguientes y los obstáculos se convertirán en retos.
Entonces, como si algo se hubiera transformado en nuestro interior, nos levantamos felices, nos miramos en el espejo y vemos a un ganador, a alguien que sabe lo que quiere y que tiene claro el camino para conseguirlo.
Lo más increíble de todo, es que ese cambio es percibido por los demás. Emitimos un mensaje no verbal de extraordinario poder, que los atrae y hace que nuestra sola presencia sea garantía de éxito.
¿Eres tú uno de estos?  Estupendo si es así.
En caso contrario simplemente decirte que es posible alcanzar este estado.
No se nace siendo así.
Incluso podríamos decir que el ambiente general que nos rodea hace precisamente que seamos todo lo contrario: planos, clones de un sistema en el que mejor seguridad que riesgo, etc.
El cambio es posible y está en ti.
La pregunta es sencilla: ¿Cómo te sientes cada mañana cuando te levantas? ...