domingo, 27 de mayo de 2012

¿Calidad o cantida?

Evidentemente sea cual sea el multinivel que desarrollemos e independientemente de la información inicial que nos hayan dado, si queremos obtener beneficios a medio y largo plazo, tenemos que afiliar, es decir crear una red.
Todos los multiniveles tienen el llamado Plan de compensación que nos explica las posibles ganancias en función del nivel en el que estemos en el negocio y el tamaño y “calidad” de nuestra red.
Cuando empezamos nos animan a proponer  la propuesta de negocio a todo el mundo, familiares, amigos, conocidos.  La lista  se va ampliando hasta comprender que cualquiera es merecedor de ser informado.
Algunos compañeros empiezan a decir, en estos tiempos de crisis y con unas cifras de paro  que no bajan, que no entienden las razones que llevan a mucha gente a rechazar  cualquier propuesta de multinivel sin tan siquiera  haber escuchado las bases de dicho negocio.
La realidad es que, por muy buena que sea nuestra propuesta o claras nuestras explicaciones, tan solo un  5% siendo muy optimistas   aceptará nuestra propuesta.
Empieza entonces el trabajo de formación, asesoramiento y coaching para conseguir que nuestro nuevo miembro del equipo desarrolle su propio negocio.
¿Y con qué nos encontramos?
Pues que muy pocos de los miembros asisten a las conferencias on line tan habituales hoy en día, lo que nos obliga a informar constantemente  para mantener  al grupo en acción.
Motivar y dinamizar a nuestros afiliados es fundamental.
Sin embargo, independientemente de lo que hagamos, tendremos siempre afiliados que no van a desarrollar el negocio.
Simplemente están porque no han querido o no han sabido decirnos que no, otros porque no visualizan el objetivo y van perdiendo el ánimo y otros por que son clientes y no emprendedores.
Absolutamente legítimas todas las alternativas y además necesarias para nosotros.
Aunque debemos intentar que recuperen la actividad no debemos presionar a nadie. Puede que llegado el momento, especialmente si el negocio empieza a dar sus frutos,  ellos mismos te indiquen que quieren retomar la actividad.
Nuestro trabajo fundamental pues no es tanto afiliar, sino encontrar entre todos esos afiliados aquellos que si van a desarrollar el negocio.
Son los líderes, aquellos que se marcan un objetivo y desarrollan las estrategias necesarias para cumplirlo.
Por tanto, la cantidad sin duda es muy importante  pero yo recomiendo  buscar la calidad.
Si somos capaces de encontrar a los líderes de nuestro equipo el resto vendrá con tiempo y trabajo.